Prevención, medicamentos e inmunoterapia

Prevención: el alergólogo identifica la causa de la alergia, que en algunos casos puede ser eliminada de su vida, por ejemplo un alimento puede ser excluido de la alimentación o la mascota de la casa puede ser removida. Otras causas de la alergia como pólenes, hongos de la humedad, ácaros del polvo, entre otras, no pueden eliminarse, pero si disminuirse el contacto con ellos.

Medicamentos: cuando la prevención no es suficiente para controlar los síntomas, es necesario utilizar medicamentos para prevenirlos, controlarlos o eliminarlos.

Inmunoterapia: cuando la alergia no puede evitarse con medicinas y el control ambiental no son suficientes para mejorar la salud, la inmunoterapia específica o vacuna son utilizadas para eliminar los síntomas de forma definitiva.