Alergia a los medicamentos

No todas las personas reaccionan igual a los mismos medicamentos. Cualquier medicamento tiene el potencial de causar efectos colaterales, pero sólo entre 5 y 10% de las reacciones adversas a los fármacos son alérgicas. Los antibióticos son la causa más común de anafilaxia por medicamentos y, en años más recientes, los fármacos para la quimioterapia y los nuevos medicamentos biológicos también. Algunos otros implicados en reacciones alérgicas agudas graves son los anestésicos locales y los medios de contraste radiológico. Un buen número de personas son sensibles a la aspirina, al ibuprofeno y a otros fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINES). Si se tiene sensibilidad a la aspirina debe considerarse muy alta la probabilidad de reaccionar a otros AINES y deben de evitarse en lo posible. Este tipo de sensibilidad es más común en el caso de adultos con asmay en personas que tienen rinosinusitis crónica con pólipos nasales.

Para poder identificar las alergias una vez que se tiene la sospecha el alergólogo (bien entrenado y certificado) puede ofrecer realizar pruebas cutáneas con instrumentos no dolorosos y cuya sensibilidad y especificidad son muy altas. También existen pruebas en muestra de sangre. Aquí, el alergólogo tiene todos los elementos para tomar las decisiones y dar un manejo especializado con buen pronóstico.